afectos

“De los Afectos”  (visto por los creadores)

Roberto Fratini Serafide (Dramaturgia)

“Toda pasión, extinguida. Toda seducción, deslucida. Todo secreto, derramado. Toda letra, robada. Y desangelado – el presente”.

Desangelado y un poco histérico por consumir, una tras otra, las pasiones que ya hace tiempo lo consumieron. O devorar al hambre que le devoró. Y en un extrarradio especialmente desangelado, especialmente huérfano de anunciaciones, que es el espacio sin más de toda danza, algo no deja de enturbiar con remolinos las aguas estancadas del cuerpo. Colapsos de un sentir, tan soberano antaño y ahora tan desprestigiado: la danza no sabe, aunque quiera, reanimarlo. Pero sabe, en todos los sentidos, mimarlo.
La historia enseña que, muerto el sentimiento, queda la labor, esa sí, sin fecha de caducidad, del sentimentalismo: de un romanticismo furtivo, tal vez carrinclón e inane, que sólo ha sobrevivido en cierta subcultura, en el cuartucho adolescente de toda conciencia, en el indefectible latido de esos miles de leds que van encendiéndose y parpadeando, que van apasionándose en medio del gran apagón pasional de la postmodernidad.
Quizás los afectos sólo existan en la simulación que acaba con ellos. O en el acto de piadoso sentimentalismo, de astuta zozobra, que es la danza.

 

Juan Carlos García (Lanónima Imperial) &

Fernando Hurtado (Cai de Danza Fernando Hurtado)

Nuestra educación emocional es hija del romanticismo, de aquella época que nos enseñó el valor de los sentimientos  y la importancia de nuestra vida interior, así como lo que de elevado y rotundo tienen las pasiones. La danza, nuestra profesión real y de fe, se mueve constantemente en la esfera de las emociones.

“Cuando se habla de danza se habla, necesariamente, de emociones”. Nuestra época, esa era llamada de la incertidumbre, ha marcado una ruptura respecto a la manera de vivir y expresar las emociones. Se han liquidado los lugares de la interioridad, se han difuminado las barreras entre lo público y lo privado. Se van diluyendo, a diferentes velocidades, los valores que nos dieron la fe en el amor y en los sentimientos elevados. De los afectos  es nuestra manera de poner en escena esa sensación de pérdida, de íntima desolación ante la aparición de la realidad como un inmenso plató de televisión que nos deja con la impresión de que la banalidad es el único lugar posible.

(“De los Afectos” es una Coproducción de Lanónima Imperial, Cia de Danza Fernando Hurtado, Mercat de les Flors, y Teatro Villa de Nerja)

Ficha técnica

Idea: Juan Carlos García

Dirección artística y coreografía: Juan carlos García & Fernando Hurtado

Bailarines: Inma Asensio, Olga Clavel, Fernando Hurtado, Vanessa López, Miryam Mariblanca, Inma Montalvo, Yester Mulens, Irene Vázquez

Asesor dramatúrgico: Roberto Fratini Serafide

Escenografía: José Menchero

Vídeo: Lawrence Wallen

Diseño de iluminación: Juan Carlos García, José Menchero, Manu Martínez

Vestuario: Ariadna Papió

Dirección técnica: Manu Martinez

Sonido: Patricia Gea

Asistencia técnica: Pablo Lomba

Producción: Albert Bonjoch,  Pablo Lomba, Marc Périlhou

Duración: 65 min