Dejar pasar un tiempo para ver que todo es verdad. Dejar pasar solo un poco de tiempo para comprobar que lo que hay….es lo que hay y lo que somos….solo es eso…lo que hay. Dejar pasar solo lo justo.

Como decía Benedetti en “su tregua”:

“Pero es que yo no puedo ser uno de esos tipos que andan siempre con el corazón en la mano….”

“Al que llora todos los días ¿que le quadará por hacer cuando le toque un gran dolor….?

Esperemos que no tengamos que arrepentirnos de….todo.